Blockchain… se repite el boom de los 90?

boat-chain-dawn-119562

En el pasado mes de mayo se realizó en NYC ¨CONSENSUS 2018¨, el 4to encuentro anual del ecosistema de criptomonedas y de la tecnología detrás de las mismas: blockchain. El evento tuvo una asistencia masiva de más de 8500 personas y contó con cientos de expositores.

En el día de ayer en nuestro país se desarrollaron –por lo menos- dos encuentros diferentes en los que se trataron estos temas (#JIAP2018 y Consensus 2018 Main Takeaways), reuniendo a parte de la comunidad que se está formando sobre la materia, siendo clara muestra de la importancia que toda esta temática está adoptando, así como de la necesidad creciente de que se den las condiciones para que se pueda desarrollar de la mejor manera y que esté en la agenda.

Blockchain es la tecnología que se utilizó para desarrollar Bitcoin, primer criptomoneda creada en el año 2008 por Satoshi Nakamoto quien explica en detalle el funcionamiento en el ¨Bitcoin Paper¨, donde se define –entre otras cosas- a la moneda electrónica como una cadena de firmas electrónicas, que no depende de la confianza de una entidad central, que crea una red de usuario a usuario, que registra una historia pública de transacciones, distribuida, encriptada, irresoluble y que no puede ser modificada.

Se la define de diversas formas, mas me pareció genial como lo indicó Ignacio Varese (@ivarese) en la presentación que realizó ayer en #JIAP2018, haciendo mención a Alejandro Gómez de la Cruz: para un técnico es una base de datos distribuida para realizar transacciones de valor, para alguien de negocios es una red de intercambio para mover valor entre pares sin intermediarios, y para alguien abogado o de legales es un mecanismo de validación de transacciones e interacciones que no requiere asistencia al intermediario.

En el año 2009 la tecnología blockchain comenzó a tomar valor, se empezaron a desarrollar nuevas criptomonedas -vale destacar que hoy hay más de 2000 distintas- y se empezaron a desplegar otras aplicaciones.

No paran de publicarse nuevos usos y casos de éxito que podrían alcanzarse si se utilizara la tecnología blockchain, ejemplo en un reciente artículo Sebastián Olivera (@Sebas_Olivera) (ver artículo) mostraba cómo servía para atender determinados problemas como puede ser la expedición de visas. Asimismo, se ha mostrado cómo contribuiría para mejorar el control en las compras estatales, para optimizar las cadenas de suministros, para desarrollar Smart Contracts, así como para automatizar y simplificar muchos procesos. Vale indicar que ¨sólo en noviembre de 2016 MasterCard y algunos bancos (…) solicitaron 356 nuevas solicitudes que involucran la tecnología¨ y que ya se está hablando de ¨hashgraph¨ como una alternativa al blockchain.

Son múltiples los expertos que la señalan como una de las mayores revoluciones tecnológicas, comparándola con el boom de internet en los años 90; planteando entre las principales necesidades, que se desarrolle un marco regulatorio propicio para facilitar y promover el desarrollo de esta nueva tecnología.

En diciembre de 2017 se anunció la creación de la Asociación de Blockchain en Malta para crear ¨la Isla de Blockchain¨. Como indican, de esta  manera están estableciendo las bases para el futuro poder económico, para la prosperidad de su país, para las próximas décadas, para las generaciones futuras.

En lo que a nuestro país respecta, como informó el Semanario Búsqueda en el mes de enero de 2018 (ir a la noticia), el Banco Central del Uruguay –organismo regulador del sistema financiero- indicó que “el tema de las criptomonedas y la tecnología que permite llevar los registros contables distribuidos en una red —blockchain— han sido dos temas de estudio permanente durante el 2017 en el BCU. En particular en el plan integral 2018 existen dos iniciativas estratégicas referentes al tema y que implican un análisis y evaluación del impacto de las monedas digitales en los mercados financieros y en las diversas áreas de interés para el BCU¨.

Como se comentó en el ¨Consensus 2018 Main Takeaways¨ realizado ayer por Ken Tenzer y Nicolás Ribeiro, se están desarrollando múltiples proyectos vinculados con esta nueva tecnología, entre los trending 2019 se plantea la interoperabilidad, lo cual dará más seguridad y potenciará aún más a todo el ecosistema. En relación a la regulación, se está analizando con diversos enfoques a nivel internacional, mas se está de acuerdo en que la tecnología y la innovación no se puede frenar.

Ya cerrando, haciendo alusión a lo señalado por @ivarese en #JIAP2018: estamos en un momento único, ante una tecnología que tiene la potencialidad de cambiar la forma en que funcionan las organizaciones -incluido el Estado-, sería genial aprovechar esta oportunidad para que Uruguay se convierta en un hub regional y sea capaz de atraer empresas que desarrollen e inviertan en  esta nueva tecnología capaz de cambiarlo todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s