Fintech en LATAM. Regulación + inteligente + revisión periódica.

activity-art-art-class-730807.jpg

Estamos avanzando mucho. Se han desarrollado múltiples soluciones y plataformas que haciendo uso de la tecnología, innovan, facilitan el acceso a los servicios financieros y generan mejores condiciones, en tanto atienden sectores específicos del mercado y procuran mejorar el servicio y/o el producto ofrecido.

De esta forma cubre el GAP que hay entre las ofertas tradicionales y las necesidades de las personas, apalancándose en la tecnología.

Hay dos puntos que quiero destacar: (1) el sector tradicional tiene un rol fundamental para facilitar el desarrollo, y (2) los nuevos servicios y soluciones que se plantean tienen desafíos, siendo la regulación un factor que facilitará y diferenciará a los países.

Aquellos que entiendan, atiendan y promuevan la nueva realidad, con una visión cabal, desarrollarán mejor el ecosistema generando más oportunidades para todos. 

Es esencial responder de una manera más inteligente, adecuada, evitando errores, ateniendo la necesidad y la realidad, de forma proporcional.

Para lo cual debemos:

(i) Aprender de las experiencias que ya tienen otros países, algunos tienen más camino transitado en la temática.

(ii) Trabajar en conjunto, entender y dialogar entre los diversos actores del sector.

(iii) Medir, controlar, así como revisar periódicamente las soluciones adoptadas. 

Hay múltiples tipos de soluciones y plataforma FINTECH[1]. Menciono algunos ejemplos al final del artículo (*1).

Según surge del informe Fintech del año 2018[2], los tres segmentos que se presentan como los más representativos en América Latina son: (i) pagos y remesas, (ii) préstamos, y (iii) gestión de finanzas empresariales. Lo anterior lo explican por la masificación de los dispositivos móviles, las altas tasas de población subatendida y/o excluida del sistema financiero formal, así como por las limitaciones en la oferta por parte de los actores financieros tradicionales.

Vale destacar que al compararse el informe del año 2017 con el del año 2018, se ve un crecimiento en los emprendimientos relacionados con puntaje crediticio, identidad y fraude –lo cual muestra la importancia de los aspectos relacionados con ciberseguridad– y con banca digital –lo cual se explica con la necesidad de ofrecer productos y servicios que atiendan a las nuevas generaciones, y por la importancia creciente de los dispositivos móviles[3].

El segmento de pagos y remesas es el que tiene mayor auge, lo cual va en línea con el alto índice de población excluida del sistema financiero tradicional –solo el 51 % de la población adulta en Latinoamérica tiene acceso a una cuenta en una institución financiera–, y con la elevada penetración de dispositivos móviles en la región –alrededor del 67 % según GSMA, en el año 2018–. Dentro de este segmento, se han potenciado: (i) pasarelas y agregadores de pago: que muestran la necesidad de dar soluciones de pago menos costosas y eficientes; (ii) soluciones que permiten pagos móviles y billeteras electrónicas: que reflejan el auge de realizar transacciones y transferencias de dinero entre personas, así como de comprar productos y/o servicios a través del celular o transacciones con tarjetas de débito o crédito; (iii) otros tipos de soluciones que incluyen plataformas de transferencias internacionales y remesas, soluciones de pago móvil en puntos de venta y soluciones con criptomonedas[4]

Hay mucho por hacer, se están desarrollando los mercados y se está buscando responder a las necesidades reales de los usuarios de la mejor manera. Mas, la nueva realidad está generando grandes desafíos, sobre todo en lo aspectos regulatorios. Es fundamental que el marco jurídico sea consistente, preciso,  proporcional, que sea revisado periódicamente, así como el trabajo en conjunto, el entendimiento y el diálogo, entre los diversos actores involucrados.

Me pareció interesante hacer mención a lo señalado por un empresario FINTECH español que comparó la forma en que se hizo la regulación en España y en UK:

“Cuando en España se reguló el crowdfunding [mecanismo colectivo de financiación de proyectos] en 2015, el regulador lo hizo sin entender” (…). “En Reino Unido, cuando se aprobó el equity crowdfunding [mecanismo de inversión en empresas privadas] y el crowdlending [mecanismo para poner en contacto a prestamistas con prestatarios], en 2012, lo primero que hubo fue un periodo de prospección: reuniones con todas las plataformas, periodo de entender, de percibir el feeling… y el equipo que se reunía con ellas estaba formado por analistas y por gente muy competente que entendió cómo trabajábamos y decidió crear una regulación para asegurar que las cosas se hicieran bien, sin hundir a los agentes que operaban en el sector“. EL MUNDO: “En España se reguló el “crowdfunding” sin entenderlo”.)

Concluye que por consecuencia:

“Todo este proceso que sí ocurrió en el Reino Unido pero no en España, se ha traducido aquí y a ojos de Borrell en una regulación que no abarca los puntos clave, ni permite operar como se debería para facilitar a las empresas conseguir más financiación, ni a los inversores invertir de forma más eficiente y segura y coinvertir con otros agentes del sistema.” EL MUNDO: “En España se reguló el “crowdfunding” sin entenderlo”.)

En definitiva, estamos avanzando mucho en el desarrollo de los servicios, mas es fundamental dar seguridad, previsibilidad y reglas claras. En este contexto, considerando los grandes cambios y la velocidad de los mismos, debemos aprender de las experiencias que ya tienen otros países para poder regular de una manera más inteligente, adecuada, que atienda la necesidad, la realidad y sea proporcionada…. para lo cual es esencial además: el trabajo en conjunto, el entendimiento y el diálogo entre los diversos actores del sector, así como la revisión periódica de las soluciones dictadas.

——————

(*1) Entre los tipos de plataformas y soluciones, destacó las siguientes:

  1. Plataformas de Financiación Alternativa: Hay diversas modalidades, por ejemplo: (i) Financiación colectiva por recompensa: a través de plataformas las personas aportan recursos financieros a individuos, a proyectos o a compañías a cambio de productos o recompensas no monetarias. (ii) Financiación colectiva de donaciones: similar a la anterior, con la diferencia de que aportan por motivos filantrópicos y sin expectativas de un retorno monetario o material. (iii) Financiación colectiva de capital: plataformas mediante las cuales las personas adquieren participación accionaria. (iv) Préstamos en balance a consumidores o a negocios: plataformas operadas por entidades que proveen préstamos en línea a personas o a empresas. (v) Préstamos P2P a consumidores o a negocios: Plataformas a través de las cuales personas proveen préstamos en línea a personas o a empresas. (vi) Factoringy préstamos de facturas: plataformas en línea donde personas o entidades compran facturas o cuentas por pagar de otros negocios u ofrecen préstamos respaldados por ellos.
  2. Puntaje alternativo (Scoring): Soluciones para medir el riesgo crediticio de personas o empresas.
  3. Soluciones de pago: (i) Pagos y carteras móviles: soluciones móviles para la transmisión y administración de dinero. (ii) Transferencias internacionales y remesas: soluciones en línea diseñadas para el envío de dinero a empresas o a personas en el extranjero. (iii) Puntos de venta móviles: a través de los celulares. (iv) Pasarelas y agregadores de pagos: soluciones para la aceptación, autorización y procesamiento de pagos en plataformas digitales. (v) Soluciones con criptomonedas.
  4. Gestión de finanzas personales: (i) Ahorro y eficiencia financiera: herramientas digitales para consumidores que facilitan la gestión de ahorro y la organización de gastos. (ii) Plataformas de comparación: plataformas que contrastan diferentes productos financieros y sus características. (iii) Gestión de deuda: colaboran con consumidores para la gestión y reestructuración de deudas.
  5. Gestión de finanzas empresariales: (i) Facturación electrónica. (ii) Contabilidad Digital. (iii) Gestión financiera, inteligencia de negocio. (iv) Cobranzas.
  6. Empresas de tecnología para instituciones financieras: (i) Seguridad e Identidad Digital: soluciones de verificación y autentificación de personas para acceso y autorización. (ii) Soluciones de identidad y conocimiento del cliente (kyc). (iii) Prevención de fraude y gestión de riesgo: Soluciones enfocadas en la prevención de fraude. (iv) Biométricos: Aplicaciones para verificar la identidad a través de los rasgos físicos. (v) Contratos inteligentes: protocolos que aseguran y ejecutan acuerdos.
  7. Gestión patrimonial: (i) Gestión patrimonial digital: oferta y provisión de servicios de gestión. (ii) Asesores robotizados: soluciones automatizadas a través de algoritmos y de inteligencia artificial.
  8. Negociación de activos financieros (trading) y mercado de valores: compra y/o venta de divisas extranjeras, compraventa de acciones y deuda, transacciones de otras clases de activos
  9. Bancos Digitales:entidades financieras de nueva creación, con productos financieros, cuya distribución es 100 % digital.

[1]          BID y Finnovista. Fintech: Innovaciones que no sabías que eran de América Latina y Caribe. Año 2017.

[2]          BID y Finnovista. Fintech América Latina 2018. Crecimiento y Consolidación.

[3]          Ibidem

[4]          Íbidem.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s