Competencia… mercado relevante? posición de dominio?

beads-board-buttons-220068

Sin duda que la competencia es buena en tanto trae beneficios para todos ….  las empresas se tienen que esforzar más, tienen que innovar, desarrollarse, diferenciarse …. para que los sigan eligiendo.

La clave creo que justamente es eso… los usuarios tienen la libertad de elegir, entonces si quien me está brindando el servicio o el producto no lo hace con la misma calidad y/o precio que el competidor, puedo elegir cambiar. El tema es cuando no tengo opción de elegir en realidad – o está muy limitado- porque hay barreras de entradas  o hay limitaciones para la prestación de los servicios…

Las empresas – como las personas – en general tienen miedo de la competencia…. ¿Miedo? Si, miedo porque deja más en evidencia si lo están haciendo bien, más o menos o nada bien….

En Uruguay la regla es la libre competencia (arts. 7, 10 y 36 de la Constitución, Ley Nº 18.159 y Decreto Reglamentario Nº 404/2007), la excepción es la limitación, que debe aprobarse por ley por razones de interés general…. se busca¨fomentar el bienestar de los actuales y futuros consumidores y usuarios, a través de la promoción y defensa de la competencia, el estímulo a la eficiencia económica y la libertad e igualdad de condiciones de acceso de empresas y productos a los mercados¨

Desde su aprobación en el año 2007 la Ley ha sido objeto de muy pocas modificaciones, únicamente se agregó un inciso en el artículo 17, correspondiente a las sanciones, y actualmente se remitió un nuevo proyecto de ley que propone algunos cambios. Respecto a las sanciones, interesa destacar que se prevé que si de las actuaciones administrativas se concluyera que se desarrollan prácticas anticompetitivas, el órgano de aplicación deberá ordenar el cese inmediato de la conducta, así como de los efectos de la misma que aún subsistieren, además de sancionar a sus autores y responsables.

En relación a los órganos de aplicación, la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia (CPDC) que funciona como órgano desconcentrado en el ámbito del Ministerio de Economía y Finanzas, es a quien le compete, entre otras cosas (art. 26 de la Ley Nº 18.159): ¨emitir normas generales e instrucciones particulares que contribuyan al cumplimiento de los objetivos de la Ley¨. En el caso de los sectores regulados (art. 27 de la Ley Nº 18.159), la protección y el fomento de la competencia está a cargo de los órganos específicos de control y regulación, tales como: Banco Central del Uruguay (BCU), Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (URSEC) y Unidad Reguladora de Energía y Agua (URSEA); alcanzando a las actividades que tengan lugar en mercados verticales u horizontales relacionados.

La Ley prohíbe el abuso de posición dominante, así como todas las prácticas, conductas o recomendaciones, que tengan por objeto u efecto restringir, limitar, obstaculizar, distorsionar o impedir la competencia actual y fututa  en el mercado relevante.

Las nuevas tecnologías han generado nuevas formas de prestar servicios y obliga a repensar muchos modelos de negocios, impactando en algunos casos en la determinación del mercado relevante y de si hay o no posición de dominio.

Cabe preguntarnos, entre otras cosas, si los nuevos servicios que se brindan a través de las plataformas digitales compiten con los servicios tradicionales, si son sustitutos de los mismos, y cómo se considera la posición de dominio ante barreras de entrada.  

En relación a esta temática, interesa comentar que a nivel del BCU se está analizando una disputa entre una Aplicación de pagos online ¨x¨ y un Banco ¨h¨. Según surge de diversas notas de prensa, la Aplicación ¨x¨ alega, entre otras cosas, que el Banco ¨h¨ desarrolló una servicio similar al suyo y le subió las tarifas, lo cual le imposibilitaría seguir prestando sus servicios. Por otra parte, el Banco ¨h¨ alega, entre otras cosas, que se dio una descripción parcializada del mercado relevante y que carece de posición dominante.

El BCU aún no dictaminó y según ha trascendido, habría dos posiciones: 

1- que señala que el Banco ¨h¨ tiene poder de mercado respecto de sus clientes que usan la aplicación de pagos online ¨x¨ y que discrimina en beneficio de otras alternativas que el banco opera directa o indirectamente a través de una empresa vinculada.

2- que las cuentas de un banco no deben considerarse infraestructura esencial y que el cliente podría cambiarse de banco. Se requeriría una ley que declare a las cuentas bancarias como infraestructura esencial. 

Según se ha indicado, el caso sería resuelto en el correr del presente año, al tiempo que se estaría analizando una normativa que establece que el cliente es dueño de su cuenta.

Sin duda va a ser de gran interés estar al tanto de cómo se resuelve la temática y el impacto que genera.

Link a las noticias de prensa comentadas:

——————————

Por otra parte, vale señalar que el artículo 4 de la Ley Nº 18.159 prevé, a título enunciativo, determinadas prácticas prohibidas. En algún momento se analizó si esas prácticas eran prohibidas per se o si se debía aplicar la regla de la razón. 

Prevalece la regla de la razón. 

Sin perjuicio, es de destacar que el pasado 13 de agosto, el Poder Ejecutivo remitió un Proyecto de Ley al Poder Legislativo que con el fin de fortalecer el bienestar de los actuales y futuros consumidores y usuarios propone realizar algunas modificaciones a la Ley Nº 18.159. Entre las modificaciones se agrega un artículo 4 BIS en el cual -a diferencia del art. 4 que sería parcialmente modificado, donde las prácticas son a título enunciativo, debiendo aplicar la regla de la razón, las prácticas mencionadas estarían expresamente prohibidas cuando sean concertadas entre competidores, aplicando la regla per se, por lo que se presumen perjudiciales para la libre competencia, siendo ilegales sin admitir justificación alguna.

Para acceder a la Ley Nº 18.159 hacer click aquí.

Para acceder al Decreto Nº 404/2007 hacer click aquí.

Para acceder al proyecto de modificación hacer click aquí.

 

Regular para innovar?

abstract-ai-art-355948

LACIGF11 – PANEL: REGULACION PARA LA INNOVACION

Panelistas: Ariel Graizer, CABASE, Oscar González, SETIC, Luis Fernando Moncau, CIS, Stanford, María Juliana Soto, FUNDACION KARISMA.  

Moderadora: Paloma Szerman, GSMA

Comparto algunas ideas que se plantearon en el panel de referencia que me parecieron muy buenas, algunas básicas pero que a veces es bueno recordar:

  • Empoderar al Ser Humano, tiene que ser el centro.
  • Proteger a los usuarios: protección de los datos personales y de su privacidad.
  • Promover las redes de telecomunicaciones, que se desarrollen y que todos tengan acceso.
  • Fomentar la innovación, el desarrollo y la defensa de la competencia.
  • Agregar los aspectos éticos a la agenda, hay agendas negativas que cortan libertades, lo cual va en detrimento de los derechos de los usuarios.
  • Garantizar pluralidad de información, que la información de calidad se mantenga efectivamente.
  • Desarrollar la seguridad pública: ej. ciberseguridad.
  • Dejar atrás las regulación de marco rígido preconcebido, para empezar a trabajar en la nueva realidad dinámica y de cambio permanente.
  • Las TICS atraviesan a todos los sectores de la economía y como tal la regulación debe adquirir un carácter colaborativo – es importante una articulación entre los diversos actores. Ejemplo: una articulación entre el regulador de datos, con el regulador de finanzas, con el regulador de telecomunicaciones.
  • Alfabetización digital de todos.
  • Desarrollar industrias requiere reglas claras, con base en los principios de defensa de la competencia y de los usuarios.
  • Aprender de los casos de éxito (y de fracaso) es muy bueno, mas importar regulaciones (copy-paste) no es aconsejable, hay que adaptar la regulación a la realidad local.
  • Soluciones que se terminan tomando de emergencia luego conllevan muchos defectos y problemas.
  • En muchos países de la región está sucediendo que las startups se van a emprender a otros países porque encuentran más apoyo en el exterior. Ejemplo: muchas startups se terminan instalando en EEUU.
  • Promover y desarrollar las condiciones necesarias para atraer capitales e inversores.
  • Hay muchos elementos que se deben trabajar en conjunto, no es solo un tema de tecnología.
  • Buscar políticas de Estado, no de Gobierno.
  • Los recursos son finitos por lo que deben administrarse de la mejor manera.

Mis reflexiones:

  • El centro: las personas, el respeto y defensa de los derechos fundamentales.
  • Hay que trabajar en conjunto, de forma colaborativa, articulando entre los diversos actores de la sociedad.
  • Las TICs impactan en nuestros derechos fundamentales, en la sociedad y en la economía, todo cambia muy rápido, tenemos que ser flexibles y capaces de adaptarnos.
  • Hay que conectar a todos y que todos sean parte, para lo cual se tienen que desarrollar las redes y trabajar en la alfabetización digital. 
  • Se tiene que promover la competencia, la innovación y el desarrollo.
  • Debemos buscar que haya cada vez más emprendedores, lo cual trae beneficios y desarrollo para todos.
  • Necesitamos reglas claras, lo cual no debe confundirse con regulaciones rígidas que rápidamente quedan desactualizadas y terminan limitando.
  • Hay que dar marcos que promuevan e impulsen, dando seguridad sin limitar.

Inclusión Digital?

LACIGF-615x300

LACIGF11 – Reunión Preparatoria del Foro de Gobernanza de Internet. 

Tuve la oportunidad de participar en el LACIGF11 y de moderar la Sesión: 

¨Acceso en la base de la pirámide. Cierre de la brecha digital en sectores con menores recursos & la brecha digital de género.¨

Comparto parte de la introducción realizada (+ agrego y quito info de interés): 

Cuando hablamos de ¨inclusión digital¨ nos referimos a la expansión de la conectividad y a la adopción de las TICs por parte de la sociedad.

La ITU la define de la siguiente manera: La inclusión digital significa el empoderamiento de las personas a través de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Las actividades de la BDT en materia de inclusión digital están diseñadas para promover la accesibilidad de las TIC y su utilización en pos del desarrollo social y económico de las personas con necesidades especiales tales como las poblaciones indígenas y las personas que viven en zonas rurales, las personas con discapacidad, las mujeres y las niñas y los jóvenes y los niños.

Está comprobado que la inclusión digital proporciona enormes beneficios sociales y económicos a toda la población, en tanto: colabora en reducir la pobreza, desarrolla la infraestructura, mejora los servicios, al tiempo que aumenta el acceso y el uso de internet.

Se reconoce que hay ciertas barreras que afectan la inclusión digital, como pueden ser – a mero título enunciativo- la falta de demanda o la falta de cobertura de red, y que mientras existan estas barreras, aquellas comunidades que no están conectadas corren el riesgo de quedar rezagadas, profundizando cada vez más la brecha digital, en vez de achicarse.

Como surge de Informes realizados por GSMA en América Latina la brecha de cobertura de red es relativamente baja, con sólo 10% de la población (aprox. 64 millones de personas) sin cobertura de red 3G o 4G. Sin embargo, el 57% o 360 millones de latinoamericanos, cuentan con cobertura pero no la utilizan, lo cual indica una importante brecha en la demanda. 

¨Connected Society¨ (hacer click aquí para acceder al informe completo de GSMA)

¨Cerrando la brecha digital de Género¨ (hacer click para acceder al informe completo de GSMA)

Es esencial poder conocer las barreras, a efectos de poder trabajar sobre las mismas, buscando promover e impulsar el desarrollo de políticas públicas para que todos podamos ser parte.

Nuevo Mundo, el Digital… cómo hacer que todos seamos parte?

adult-ai-artificial-intelligence-1020325

Estamos ante un nuevo mundo de oportunidades, en el cual las personas están hiperconectadas, la inteligencia artificial optimiza la toma de decisiones y la producción, algunas tareas empiezan a ser realizadas por robots en vez de por humanos, nuestros datos personales pueden ser analizados junto con otros billones de datos pudiendo predecir tendencias y tomar decisiones más fundadas, entre otras múltiples oportunidades que se presentan.

Ante estos múltiples desafíos, en octubre del 2017 el Consejo de la Unión Europea dio el mandato para que se inicie en el Parlamento las negociaciones sobre el Código Europeo de las Comunicaciones Electrónicas, se busca preparar a Europa para las comunicaciones 5G, promover la inversión, la competencia, la protección del consumidor y el desarrollo de nuevos servicios. Entre las disposiciones se busca incorporar a la regulación los servicios de transmisión libres (también conocidos como OTT), también que se coopere entre los Estados miembros para que se pueda disponer del espectro radioeléctrico a tiempo y actualizar las normas vigentes sobre el acceso de los operadores a las redes para estimular la competencia y la inversión en nuevas infraestructuras, sobre todo en las zonas más remotas.[1]

Recientemente, en junio del 2018 se realizó una reunión del Consejo de Transporte, Telecomunicaciones y Energía (Telecomunicaciones) de la Unión Europea, donde entre otros aspectos se debatió sobre la propuesta y según se indicó el objeto del proyecto es “garantizar un elevado nivel de protección de la vida privada, las comunicaciones y los datos personales en el sector de las comunicaciones electrónicas y crear unas condiciones de competencia equitativas para los proveedores de distintos servicios¨.[2]

Debemos adaptarnos, así como ser lo suficientemente ágiles y flexibles, como para poder responder de la mejor manera a la nueva realidad, otorgando  las condiciones necesarias para seguir innovando. Parece evidente que no podemos pretender responder a una nueva realidad con regulaciones pensadas para una situación completamente diferente.

Como he señalado en otras instancias, el despliegue de redes de calidad es esencial,  mas debe ir acompañado del impulso a los servicios y aplicaciones digitales -que vienen a responder y a atender las necesidades de las personas-, así como del desarrollo de las habilidades digitales por parte de toda la población, para lo cual es esencial la educación.

Los tres elementos son claves y base del nuevo ecosistema, siendo de suma importancia que se desarrollen en paralelo para que el mundo digital se extienda de la mejor forma, para que haya una verdadera inclusión y se disminuyan las brechas.

[1]Comunicado de la Prensa de la Unión Europea: ¨Nueva normativa de la UE sobre telecomunicaciones: el Consejo está listo para iniciar las conversaciones con el Parlamento”: http://www.consilium.europa.eu/es/press/press-releases/2017/10/11/new-eu-telecoms-rules/pdf

[2]http://www.consilium.europa.eu/es/meetings/tte/2018/06/08/

Equilibrio financiero… y cuándo contratamos con el Estado?

balance-beach-boulder-1051449

El Estado tiene una gran importancia en la economía del país –basta con comentar que en el 2017 más del 17% de las personas que trabajan son funcionarios públicos, a lo cual hay que sumarle el personal de confianza, consultores, etc…-, siendo en muchos casos un socio y un cliente estratégico para las empresas.

Todos conocemos el fin del Estado, que tiene que servir y atender el interés general, debiendo obrar con el ejemplo, con transparencia, al tiempo que necesariamente debe adaptarse a fin de responder adecuadamente a las nuevas necesidades sociales…. debiendo sujetar su accionar a derecho y a los principios generales como son el de buena fe, el de equidad e igualdad.

Mas la realidad es que en muchas ocasiones los particulares que acuerdan y colaboran directamente para que el Estado pueda cumplir con sus cometidos, generalmente se enfrentan a riesgos más gravosos de los que se encontrarían si contrataran con otro particular.

¿Por qué? — por las potestades y protecciones del Estado, como son a modo de ejemplo: la inembargabilidad de sus bienes, las potestades especiales de dirección, control, sanción, modificación de los contratos y prerrogativas especiales para pagar las deudas…

La naturaleza de todo contrato implica que corresponde cumplirse y hacerse cumplir, en tanto regla de derecho y Ley entre las partes… mas el interés general a veces requiere que se realicen cambios, modificaciones a los acuerdos, lo cual puede afectar o limitar los intereses de particulares.

La solución puede ser disponer los supuestos en que procede la modificación en los contratos, mas las casuísticas pueden llegar a ser tan amplias que lo esencial es respetar lo acordado, así como los derechos y principios fundamentales. Al tiempo que se analice cada caso en concreto, se atienda la sustancia -la naturaleza- del contrato, se mantenga equilibrada la ecuación económica financiera, se respete el interés público comprometido y no se afecte a terceros.

En los contratos las partes se deben poder exigir recíprocamente en pie de igualdad, la validez no puede dejarse al arbitrio de uno de los contrayentes, y en caso de que haya un daño -acreditado el daño y el nexo- se debería reparar, restableciendo en su caso la ecuación económica – financiera. 

Comparto dos artículos donde desarrollo los conceptos vertidos en el presente artículo:

(1) ¨El equilibrio financiero en la contratación administrativa¨ 

(2) ¨Responsabilidad del Estado más allá de lo lícito o ilícito¨(ir a la Página 56)

 

TICs: aceleran el logro de los ODS

CAMINO

¨ODS¨ es la forma en que se suele denominar a los ¨Objetivos de Desarrollo Sostenible¨, también conocidos como ¨Objetivos Mundiales¨ aprobados por Naciones Unidas en el año 2015.

Próximamente Uruguay tendrá que presentar el informe voluntario de seguimiento de la agenda, en esta oportunidad sobre los ODS: 6, 7, 11, 12 y 15.

Las TICs aceleran el logro de los ODS.

(Acceda aquí al Informe de seguimiento presentado en Junio 2017)

17ODS

Los ODS establecen una Agenda a 2030, formada por 17 objetivos y 169 metas, que llama a todos a trabajar en conjunto para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad. Se busca lograr un cambio positivo en beneficio de las personas y del planeta, buscando un mundo sostenible, donde se respeten los derechos humanos, el estado de derecho y la justicia, a fin de construir un futuro mejor para todos.

Como ya he comentado en anteriores artículos, estamos en un nuevo mundo, el digital, el cual requiere para desarrollarse de la combinación de diversos factores, destaco: la tecnología, las redes de comunicaciones, los servicios y aplicaciones digitales, y la confianza.

La tecnología y las redes de comunicaciones son la espina dorsal de este nuevo mundo, siendo esencial que todos tengamos acceso de calidad.

Los servicios y aplicaciones digitales vienen a atender las necesidades de la sociedad, innovan constantemente y para su adecuado uso se requiere de las redes.

Sin perjuicio, podemos tener tecnología, redes, innovación y servicios, mas sin personas que usen los servicios y las redes nada tiene sentido. En esta línea, lo realmente primordial, es que haya usuarios que confíen en la tecnología, en las redes, en los servicios y aplicaciones digitales, y que los utilicen. 

El conjunto de los aspectos antes mencionados contribuyen directamente para alcanzar todos los ODS y cuanto más se desarrollen, más podrán aportar y acelerar el logro de los ODS.

A mero título de ejemplo, contribuyen:

  • (ODS 1: Fin de la Pobreza) para que todas las personas puedan acceder a los servicios básicos, a las nuevas tecnologías, a los servicios financieros;
  • (ODS 3: Salud y bienestar) a reducir los accidentes de tránsito, a que más personas accedan a información, a educación, así como a desarrollar la investigación;
  • (ODS 4: Educación de calidad) al acceso igualitario a la formación, facilitando que cada vez más personas puedan tener las competencias necesarias para acceder al empleo y/o puedan emprender;
  • (ODS 5: Igualdad de género) con la inclusión digital, al mejor uso de las TICs, empoderando a las mujeres y a las niñas; 
  • (ODS 11: Ciudades y comunidades sostenibles) con la seguridad vial, con la planificación, la gestión, reduciendo el impacto ambiental.

Hay múltiples ejemplos que muestran cómo las telecomunicaciones y la sociedad de la información contribuyen y aceleran el logro de los ODS; mas hay acuerdo en general en que el mayor impacto se genera en el ODS 9: Industria, Innovación e Infraestructura. Entre otras cosas porque es un facilitador para el desarrollo de otras industrias y sectores, así como porque extiende y moderniza la infraestructura, conecta a todos, promueve la inclusión, incentiva la participación y apoya la innovación.

Vale destacar que recientemente en el Foro de los Países de América Latina y el Caribe para el Desarrollo , que se realizó en el mes de abril 2018, se reconoció a la tecnología y a la innovación como un medio para acelerar el progreso humanoen tanto facilita el acceso a la información y resuelve problemas en áreas críticas para el desarrollo, como ser: la productividad, la salud, la educación, ente otros ejemplos. 

El gran desarrollo que están teniendo las TICs, así como la velocidad en que se están generando los cambios, nos abre un sinfín de oportunidades y de desafíos, siendo esencial planificar adecuadamente, así como identificar las acciones a realizar para lograr con éxito los ODS.

Si bien Uruguay viene trabajando en la materia, aún queda mucho por hacer.

Teniendo en cuenta la opinión de diversos expertos en la materia, entiendo que para impulsar y acelerar el logro de los ODS se requiere: (i) que todos puedan conectarse y tengan acceso de calidad; (ii) que todos puedan desarrollar las habilidades digitales necesarias para ser realmente parte de este nuevo mundo; (iii) que se fomente y promueva la innovación; (iv) que se trabaje de forma transparente para otorgar confianza a los usuarios; (v) que se impulsen medidas para orientar recursos nacionales e internacionales, públicos y privados, para el logro de los ODS (Agenda de Addis Abeba); y (vi) que se analicen las regulaciones actuales, a fin de actualizar, modificar o dejar sin efecto lo que sea necesario.

En definitiva, tenemos grandes oportunidades y desafíos por delante, ahora más que nunca el trabajo, la colaboración y la coordinación entre los diversos actores de la sociedad (públicos, privados, sociedad civil, academia, etc), a nivel nacional, regional e internacional, se presenta como un elemento esencial para poder alcanzar y acelerar el logro de los ODS.

 

 

Blockchain… se repite el boom de los 90?

boat-chain-dawn-119562

En el pasado mes de mayo se realizó en NYC ¨CONSENSUS 2018¨, el 4to encuentro anual del ecosistema de criptomonedas y de la tecnología detrás de las mismas: blockchain. El evento tuvo una asistencia masiva de más de 8500 personas y contó con cientos de expositores.

En el día de ayer en nuestro país se desarrollaron –por lo menos- dos encuentros diferentes en los que se trataron estos temas (#JIAP2018 y Consensus 2018 Main Takeaways), reuniendo a parte de la comunidad que se está formando sobre la materia, siendo clara muestra de la importancia que toda esta temática está adoptando, así como de la necesidad creciente de que se den las condiciones para que se pueda desarrollar de la mejor manera y que esté en la agenda.

Blockchain es la tecnología que se utilizó para desarrollar Bitcoin, primer criptomoneda creada en el año 2008 por Satoshi Nakamoto quien explica en detalle el funcionamiento en el ¨Bitcoin Paper¨, donde se define –entre otras cosas- a la moneda electrónica como una cadena de firmas electrónicas, que no depende de la confianza de una entidad central, que crea una red de usuario a usuario, que registra una historia pública de transacciones, distribuida, encriptada, irresoluble y que no puede ser modificada.

Se la define de diversas formas, mas me pareció genial como lo indicó Ignacio Varese (@ivarese) en la presentación que realizó ayer en #JIAP2018, haciendo mención a Alejandro Gómez de la Cruz: para un técnico es una base de datos distribuida para realizar transacciones de valor, para alguien de negocios es una red de intercambio para mover valor entre pares sin intermediarios, y para alguien abogado o de legales es un mecanismo de validación de transacciones e interacciones que no requiere asistencia al intermediario.

En el año 2009 la tecnología blockchain comenzó a tomar valor, se empezaron a desarrollar nuevas criptomonedas -vale destacar que hoy hay más de 2000 distintas- y se empezaron a desplegar otras aplicaciones.

No paran de publicarse nuevos usos y casos de éxito que podrían alcanzarse si se utilizara la tecnología blockchain, ejemplo en un reciente artículo Sebastián Olivera (@Sebas_Olivera) (ver artículo) mostraba cómo servía para atender determinados problemas como puede ser la expedición de visas. Asimismo, se ha mostrado cómo contribuiría para mejorar el control en las compras estatales, para optimizar las cadenas de suministros, para desarrollar Smart Contracts, así como para automatizar y simplificar muchos procesos. Vale indicar que ¨sólo en noviembre de 2016 MasterCard y algunos bancos (…) solicitaron 356 nuevas solicitudes que involucran la tecnología¨ y que ya se está hablando de ¨hashgraph¨ como una alternativa al blockchain.

Son múltiples los expertos que la señalan como una de las mayores revoluciones tecnológicas, comparándola con el boom de internet en los años 90; planteando entre las principales necesidades, que se desarrolle un marco regulatorio propicio para facilitar y promover el desarrollo de esta nueva tecnología.

En diciembre de 2017 se anunció la creación de la Asociación de Blockchain en Malta para crear ¨la Isla de Blockchain¨. Como indican, de esta  manera están estableciendo las bases para el futuro poder económico, para la prosperidad de su país, para las próximas décadas, para las generaciones futuras.

En lo que a nuestro país respecta, como informó el Semanario Búsqueda en el mes de enero de 2018 (ir a la noticia), el Banco Central del Uruguay –organismo regulador del sistema financiero- indicó que “el tema de las criptomonedas y la tecnología que permite llevar los registros contables distribuidos en una red —blockchain— han sido dos temas de estudio permanente durante el 2017 en el BCU. En particular en el plan integral 2018 existen dos iniciativas estratégicas referentes al tema y que implican un análisis y evaluación del impacto de las monedas digitales en los mercados financieros y en las diversas áreas de interés para el BCU¨.

Como se comentó en el ¨Consensus 2018 Main Takeaways¨ realizado ayer por Ken Tenzer y Nicolás Ribeiro, se están desarrollando múltiples proyectos vinculados con esta nueva tecnología, entre los trending 2019 se plantea la interoperabilidad, lo cual dará más seguridad y potenciará aún más a todo el ecosistema. En relación a la regulación, se está analizando con diversos enfoques a nivel internacional, mas se está de acuerdo en que la tecnología y la innovación no se puede frenar.

Ya cerrando, haciendo alusión a lo señalado por @ivarese en #JIAP2018: estamos en un momento único, ante una tecnología que tiene la potencialidad de cambiar la forma en que funcionan las organizaciones -incluido el Estado-, sería genial aprovechar esta oportunidad para que Uruguay se convierta en un hub regional y sea capaz de atraer empresas que desarrollen e inviertan en  esta nueva tecnología capaz de cambiarlo todo.